¿Cómo tener una piel saludable?

¿Cómo tener una piel saludable?

Todos hemos tenido en algún momento problemas con la piel, ya sea debido al acné, la piel reseca, sensible, grasosa, la despigmentación o las arrugas. Felizmente, todos estos problemas son fáciles de tratar, si estás dispuesto a darle a tu piel un poco de amor y atención. A continuación te enseño cómo cuidar de forma adecuada tu rostro y lograr una piel fresca y lozana.

Es importante que laves tu piel para eliminar la suciedad, grasa, bacterias, y restos de maquillaje que puedan haber quedado en tu piel.

Consejos  Evita 
Lava tu rostro solo dos veces al día:
  • 1 vez en la mañana para limpiar la grasa formada durante la noche
  • 1 vez en la noche para retirar la suciedad y el maquillaje del día.
Lavar tu rostro en exceso; ya que la piel se seca y puede hacer que se ponga roja y se irrite.
Utiliza un jabón neutro o loción desmaquillante suave. Cuando tengas que elegir productos para tu rostro, los más simples son los mejores. Utilizar lociones desmaquilladoras con fragancia, color, o con muchos químicos; ya que esto podría irritar tu piel, o simplemente podría ser poco efectiva.
Utiliza agua tibia, es perfecta ya que abre los poros. El agua caliente podría ser muy fuerte y secar tu piel.
Utiliza los dedos para aplicar el jabón o loción desmaquillante suavemente y con movimientos circulares sobre tu rostro. El uso de esponjas con texturas, ya que pueden irritar tu piel y acumular hongos sino las lavas adecuadamente.
Enjuaga tu rostro con agua fría (para cerrar tus poros), recuerda eliminar todo el producto. Dejar restos de jabón o loción desmaquillante podrían irritar tu piel.
Utiliza una toalla limpia para secar tu rostro con delicadeza. Frotar tu rostro fuertemente.

Nuestra piel se renueva de forma natural cada 28 días. La exfoliación consiste en retirar esa capa de células muertas para que la piel que lucimos sea la más nueva. Por este motivo tras la exfoliación debamos siempre aplicar un factor de protección solar bastante alto, para cuidar nuestra nueva piel.

Debemos tener en cuenta también que un exfoliante no elimina las arrugas, aunque sí ayuda a prevenir un envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cuándo exfoliar la piel?

Piel normal 1 vez a la semana
Piel sensible Cada 10 días con un exfoliante suave
Piel seca 1 vez a la semana
Piel grasa 1 o dos veces por semana
Piel mixta 1 o dos veces por semana
Piel propensa al acné No deben exfoliarse

El mejor momento para exfoliar es en la mañana, durante la noche la actividad de renovación celular es mucho más alta y las células muertas se acumulan en mayor cantidad.

La duración de la exfoliación no debería sobrepasar el medio minuto de duración en cada zona, porque puede afectar a la capa oleosa de la piel y dejarla indefensa.

¿Cómo exfoliar la piel?

La mejor manera de exfoliarte es utilizando tus manos, exfolia con la piel ligeramente húmeda, en movimientos circulares lentos que no estiren la piel. Comienza desde la nariz hacia afuera, después frente y por último barbilla. Puedes exfoliar suavemente los labios, pero no el contorno de ojos.

Enjuaga con agua tibia o una toalla caliente, también desde dentro hacia afuera.

Finaliza con agua fría o un paño previamente conservado unos minutos en el congelador, con pequeños golpes que activarán la circulación y cerrarán los poros.

Nota: Recuerda que la exfoliación no estará finalizada correctamente hasta que hayas aplicado una buena hidratación y protección solar.

Las lociones tonificantes son los productos para el cuidado de la piel a los que se les da menos importancia. La tonificación tiene muchos beneficios.

Beneficios de la tonificación de la piel
Ayudan a eliminar los restos de suciedad, de maquillaje, o células muertas que tu loción desmaquilladora no retiró, dejando tu piel totalmente limpia
Ayudan a restaurar el balance del pH de la piel a un nivel ideal levemente ácido.
Dejan tu piel ligeramente húmeda, lo que permite que absorban mejor cualquier producto (como productos hidratantes, sérum, y bloqueadores solares) que apliques después

NOTA: Las personas con piel seca o sensible deben evitar utilizar lociones tonificantes que contengan alcohol, ya que podrían ser muy fuertes y resecarían su piel.

La mayoría de lociones tonificantes son líquidas y son muy fáciles de usar. Simplemente vierte un poco de producto en un pedazo de algodón limpio y pásalo suavemente sobre tu rostro y cuello. Deja la loción sobre tu rostro, no es necesario retirarla.

Sin importar el tipo de piel que tengas, la hidratación es uno de los pasos más importantes en cualquier rutina de cuidado de la piel. Los productos hidratantes actúan haciendo que la piel mantenga la humedad en las capas externas de la piel. Además protegen la piel y mejoran su tono y textura.

¿Qué hidratante elegir según tu tipo de piel?

En general con el producto hidratante que elijas según tu tipo de piel, la piel debe sentirse ligera y sin grasa.

Tipo de piel Hidratante a elegir Tips
Piel normal Hidratantes basados en agua, pues no alterarán el balance de la piel. Que contengan aceites ligeros como el alcohol cetílico y ciclometicona.
Piel sensible Requiere productos hidratantes muy simples que no la irriten. Evita los productos hidratantes con color o perfumados, y evita cualquier producto que contenga ácidos. Usa ingredientes suaves como el aloe vera, la camomila y pepino.
Piel seca Requiere un producto más consistente para una hidratación profunda. Por esta razón, los productos hidratantes para la piel seca generalmente tienen una base de aceite. El aceite de semillas de uva y dimeticona (un tipo de aceite de silicona), ayudaran a obtener una hidratación profunda.
Piel grasa Utiliza formulaciones muy ligeras y a base de agua, especialmente si se usa lociones limpiadoras y tonificantes astringentes (producen una acción cicatrizante y antiinflamatoria). Que contengan salvia, pepino, limón, agua de hamamelis.
Piel propensa al acné Busca fórmulas muy ligeras y a base de agua, y elige productos que en su etiqueta aparezca que son productos “no comedogénicos”, lo que significa que no obstruirán los poros de tu piel. Debes evitar que los productos contengan vaselina/parafina, ceras y siliconas.
Piel madura Utiliza productos hidratantes a base de aceite y parafina. Además deberás buscar beneficios adicionales como antioxidantes, retinoides y ácidos alfa hidróxidos para dar mayor firmeza a la piel y minimizar la aparición de arrugas.

Lo último, pero uno de los consejos más importante. Si hay un cambio que debas hacer en tu rutina de cuidado de la piel después de leer este artículo, es utilizar protector solar todos los días.

Beneficios del uso del protector solar
Cuida tu piel del daño producido por los rayos UVA y UVB.
Reduce significativamente el riesgo de desarrollar un cáncer de piel
Protege la piel de los efectos del envejecimiento (líneas de expresión, las arrugas, las pecas, aparición de venitas rojas, y la despigmentación) y preserva la apariencia juvenil de tu piel.

 

Consejos de uso del protector solar
Utiliza un protector solar con un factor de protección de por lo menos 30, especialmente si eres de piel clara y cabello rubio o eres pelirroja.
Tip: Muchos productos de hidratación diaria y bases vienen con factor de protección solar, lo que ayuda a simplificar tu rutina diaria.
Recuerda usar protector solar todos los días, no solo durante el verano o cuando hace sol. Los rayos UV son igual de fuertes en días fríos, y pueden penetrar las nubes y la lluvia.
Tip: Cuando sea necesario, puedes lograr una mayor protección contra el sol utilizando lentes de sol y un sombrero a la moda.
Nunca utilices un protector solar antiguo o vencido. Es probable que sus propiedades protectoras ya no estén presentes, por lo que no evitará las quemaduras ni los daños a la piel.
Tip: La fórmula de los protectores solares con frecuencia cambian una vez que se vencen y pueden ocasionar irritaciones y picazón en la piel..

Recuerda que debes mantener una alimentación saludable y evitar malos hábitos como el cigarrillo y el alcohol para lograr tener una piel perfecta.

Te podría interesar...

No Comments

Leave a Reply