¿Cómo prevenir la retención de líquidos?

En algún momento de la vida, todos hemos experimentado un aumento de peso inexplicable, hinchazón de piernas o manos, debilidad, cansancio o calambres. Y todo puede ser consecuencia de una retención de líquidos.

Es causada por la acumulación anormal de líquidos en el cuerpo. El líquido se acumula debajo de la piel dentro de los tejidos que están fuera del sistema circulatorio (el sistema que transporta la sangre por el cuerpo). Ocurren frecuentemente en los pies y las piernas, pero pueden también producirse en las manos, los brazos, el rostro y en el abdomen.

Debemos controlarla a tiempo, ya que puede ser síntoma de algún padecimiento como hipertensión o alguna cardiopatía. Es importante recordar que se trata de un problema que nos puede afectar a todos, pero afecta especialmente a las mujeres.

A continuación menciono sus síntomas y te doy algunos consejos para ayudarte a prevenirla.

Síntomas:

  • Hinchazón o sensación de pesadez.
  • Calambres.
  • La piel luce brillante, tensa o apretada.
  • Disminución de la flexibilidad en las articulaciones de los brazos y las piernas, como los tobillos, las muñecas y los dedos.
  • Sientes la ropa, los zapatos, los anillos o los relojes muy ajustados.
  • Cuando haces presión sobre la piel se forma una hendidura.
  • Sufres un aumento de peso repentino.
  • Reducción de la cantidad orina que produces al día.
Recuerda: si padeces todos estos síntomas y el edema (retención de líquidos) es avanzado debes acudir al médico para verificar cuál es el origen de esta situación y tratarla cuanto antes.

Consejos que te ayudarán a prevenir la retención de líquidos

  1. Incrementa el consumo de alimentos ricos en agua y electrólitos, principalmente frutas y verduras.
  2. Realiza actividades que favorezcan la circulación de la sangre como caminar, bailar o montar en bicicleta.
  3. Toma 2 litros de agua por día (8 vasos).
  4. Reduce el consumo de sal y sustitúyelo por hierbas aromáticas y condimentos.
  5. Evita las comidas ricas en azúcares y sal.
  6. Ingiere una cantidad suficiente de proteínas, ya que si éstas faltan en tu dieta, puede reducirse la producción de albúmina y así, acumular líquido entre los tejidos.
  7. Descansa lo suficiente. El reposo es esencial para prevenir la retención de líquidos y sobre todo, si se localiza en los miembros inferiores.
  8. Consumir té y demás infusiones a base de hierbas te ayudará, ya que la mayoría tienen un efecto diurético.
  9. Si tu actividad laboral te obliga a estar sentada durante mucho tiempo, levántate al menos una vez cada hora y da un ligero paseo por la habitación.
  10. No uses ropa, zapatos o calcetines muy ajustados.

Evita el consumo de bebidas gaseosas y harinas refinadas, te sentirás y te verás mucho mejor.

Recuerda dormir bien, ya que es un hábito importante para prevenir y evitar la retención de líquidos, cada vez que te trasnochas tu piel luce opaca y se siente más hinchada, descansa bien cada noche y notarás la diferencia.

Te podría interesar...

No Comments

Leave a Reply