Alguna vez te has preguntado… ¿Por qué debemos hidratarnos?

La hidratación

Porque el agua es el mayor componente de nuestro organismo y debemos mantener un nivel adecuado de hidratación para su buen funcionamiento.

El agua hace que los músculos y órganos trabajen con eficiencia.

¿Cuanta cantidad de agua debemos ingerir?

Debemos tomar al menos 8 vasos (2L) de agua al día, ya que cada diariamente eliminamos de nuestro cuerpo alrededor de dos litros de agua, ya sea en la orina, en la respiración, el sudor…, por lo que hay que beber para restituir el agua perdida y no sufrir problemas de deshidratación.

En general hidrátate a lo largo del día y antes de que se presente sed, en épocas de calor, cuando hacemos ejercicio o cuando tenemos fiebre… las pérdidas de líquido aumentan, por lo que tu ingesta de líquidos debería ser mayor.

Recuerda que existen otros alimentos compuestos por agua como frutas y verduras. Los tomates y la patilla (Sandía), por ejemplo, están compuestos mayormente por agua, por lo que incluirlos en tu dieta diaria te ayudará a mantener una hidratación adecuada.

¿Cuando debes tomar H2O? ¿Cómo te ayuda?
Al despertarte   activa tus órganos
Antes de bañarte disminuye la presión sanguínea
Antes de cada comida mejora tu digestión
Antes de ir a dormir Evita ataques al corazón y derrames cerebrales
Antes y después de hacer ejercicio Reponer los líquidos perdidos

¿Que tipo de agua debemos ingerir?

Ni todos los tipos de agua saben igual, ni todos tienen la misma composición… El agua mineral natural, la que subyace en las entrañas de la tierra, aporta diversos beneficios para la salud. A continuación te menciono los tipos de agua mineral y sus beneficios para la salud.

Tipos de aguas y sus beneficios para la salud

Aguas minerales Composición mineral/litro Beneficios para la salud
Bicarbonatadas o alcalinas Más de 600 mg/litro de bicarbonatos Facilitan la digestión y neutralizan la acidez del estómago
Cálcicas  Más de 150 mg/L de calcio El organismo absorbe el calcio del agua que mineraliza  huesos y dientes. Para  prevenir la osteoporosis.
Magnésicas  Más de 50 mg/L de magnesio Refuerza huesos y dientes y son  ligeramente laxantes. Combaten el estrés
Hiposódicas (H) o sódicas (S) H: menos de 20 mg/L de sodio.S: más de 200 mg/L de sodio H: alteración renal, hipertensión o retención de líquidos. Para bebés y ancianos, si se acompañan del ión bicarbonato, son digestivas
Fluoradas Más de 1 mg/L de fluoruros Dosificadas pueden prevenir la caries dental
Carbónicas o con gas Más de 250 mg/L de anhídrido carbónico natural o añadido Estimulan el apetito y facilitan la digestión
Aguas de mineralización 
  • Débil (hasta 500 mg/L de residuo seco)
  • Desmineralización muy débil (hasta 50 mg/L de residuo seco)
Dosificadas facilitan la producción de orina. Indicadas para preparar alimentos infantiles y contra cálculos renales

¿Cómo podemos medir nuestro nivel de hidratación?

Un método muy sencillo es a través de la orina, ya que su color sirve de indicador de tu nivel hidratación

1

2

3

4

5

6

7

8

Buena hidratación
Necesitas hidratarte

Controla el color de tu orina cada vez que vayas al baño.

  • Si tu orina está entre los niveles 1 y 3 estás bien hidratado.
  • Si tu orina está entre los niveles 4 y 8 no estás bien hidratado y debes beber más cantidad de líquido.
  • Si tu orina huele muy fuerte puede ser síntoma de deshidratación.
Nota: Algunas vitaminas o medicamentos pueden cambiar el color de la orina. Si es  tu caso este método no sería el mas fiable a la hora de saber tu nivel de hidratación.

Te podría interesar...

No Comments

Leave a Reply